Niño con cabeza en tapete

Manejo del estrés: Cómo ayudar a su hijo con el estrés

3 de agosto, 2015
  • COMPARTA

La infancia no es todo juegos y diversión. Incluso los niños pequeños pueden sentirse preocupados y estresados.

El estrés puede provenir de afuera, como de la familia, los amigos y la escuela. También puede provenir de los mismos niños. Al igual que los adultos, los niños pueden tener demasiadas expectativas de sí mismos y luego sentirse estresados cuando creen que han fracasado.

Regrese al tema:

¿Cómo puede ayudar a su hijo con estrés?

Los adultos pueden ayudar a niños y adolescentes con estrés de muchas maneras. Tres cosas importantes que usted puede hacer son:

  • Tratar de reducir la cantidad de estrés en su vida.
  • Ayudarlos a armarse de técnicas positivas para enfrentar adversidades.
  • Enseñarles a sacarse el estrés.

Reducir la cantidad de estrés en su vida

  • Reconozca los sentimientos de su hijo. Cuando los niños parezcan tristes o asustados, por ejemplo, dígales que usted nota que están tristes o asustados. Si corresponde, asegúreles que usted puede entender por qué se sienten tristes o asustados.
  • Desarrolle confianza, y hágale saber a su hijo que los errores son experiencias de aprendizaje.
  • Sea comprensivo, y escuche las preocupaciones de su hijo. Deje que su hijo trate de resolver sus propios problemas, si es lo adecuado. Pero ofrézcale ayuda y esté disponible cuando su hijo lo necesite.
  • Muéstrele amor, calidez y que usted se preocupa por él. Abrace a su hijo con frecuencia.
  • Tenga expectativas claras sin ser demasiado estricto. Hágale saber a su hijo que cooperar es más importante que competir.
  • No sobrecargue el horario de su hijo con demasiadas actividades.
  • Tenga en cuenta lo que quiere su hijo (no solamente lo que quiere usted).

Desarrollar técnicas positivas para enfrentar adversidades

Es importante ayudar a los niños a que aprendan técnicas positivas para enfrentar adversidades. Estas técnicas suelen acompañarlos en la vida adulta.

  • Brinde un buen ejemplo. Mantenga la calma y exprese su enojo de manera adecuada. Piense detenidamente en planes para reducir el estrés y compártalos con su familia.
  • Enséñeles sobre las consecuencias. Los niños tienen que aprender sobre las consecuencias, buenas y malas, de sus acciones. Por ejemplo, si hacen todas sus tareas de la casa a tiempo, van a recibir su mensualidad. Si rompen el juguete de otro niño, tienen que encontrar la manera de reemplazarlo.
  • Aliente el pensamiento racional. Ayude a sus hijos a entender lo que es fantasía y lo que es realidad. Por ejemplo, ayúdelos a ver que su conducta no causó un divorcio o que no son fracasados porque no fueron elegidos en primer lugar para algo.
  • Deles algo de control. Permítales a sus hijos a tomar decisiones dentro de su entorno familiar. Por ejemplo, déjelos que dispongan de los muebles de su dormitorio, que elijan actividades familiares y que participen en las decisiones de la familia.
  • Aliéntelos a comer alimentos saludables, y ponga especial atención en la importancia de un estilo de vida saludable.

Sacarse el estrés

Encontrar maneras de que se saquen el estrés de su sistema ayudará a sus hijos a sentirse mejor. Las mejores maneras de aliviar el estrés son diferentes para cada persona. Pruebe algunas de estas ideas para ver cuáles son útiles para su hijo:

  • Hacer ejercicio. El ejercicio regular es una de las mejores formas de manejar el estrés. Para los niños, esto significa actividades como caminar, montar en bicicleta, jugar al aire libre y practicar deportes grupales e individuales.
  • Escribir o dibujar. Los niños mayores suelen encontrar útil escribir sobre las cosas que les molestan. A los niños más pequeños puede ayudarlos dibujar sobre esas cosas.
  • Manifestar sus sentimientos. Invite a su hijo a hablar, reír, llorar y expresar su enojo cuando lo necesite.
  • Hacer algo divertido. Un pasatiempo puede ayudar a su hijo a relajarse. El trabajo voluntario o un trabajo en el que ayude a otros puede ser una excelente forma de aliviar el estrés para niños mayores.
  • Aprender maneras de relajarse. Estas pueden incluir ejercicios de respiración y de relajación muscular, masajes, aromaterapia, meditación, rezos, yoga o ejercicios relajantes, como el tai chi y el chi gong.
    Manejo del estrés: Cómo relajar la mente y el cuerpo
  • Reír. La risa realmente puede ser el mejor medicamento. Usted puede ser un buen ejemplo en esta área al encontrarle el humor a las cosas. Su hijo puede aprender esta valiosa habilidad con solo mirarlo.

Revisado: 14 noviembre, 2014

Autor: El personal de Healthwise

Evaluación médica: Kathleen Romito, MD – Medicina familiar & Steven Locke, MD – Psiquiatría

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

 

© 1995-2015 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.

La Enciclopedia de la Salud contiene información general de salud. No todos los tratamientos o servicios descritos son beneficios cubiertos para los miembros de Kaiser Permanente ni se ofrecen como servicios de Kaiser Permanente. Para obtener una lista de los beneficios cubiertos, consulte su Evidencia de Cobertura (Evidence of Coverage) o el Resumen de la Descripción del Plan (Summary Plan Description). Para saber más acerca de los tratamientos recomendados, consulte a su proveedor de atención médica.

TemasNIÑOSSaludSeguridad